Versículos especiales de la Biblia para comenzar bien el día

Cada día resulta en un nuevo desafío para todos nosotros, ya que cada uno tiene sus situaciones particulares que nos hacen tomar coraje para hacerle frente. Algunas veces, nos levantamos desanimados y sin deseos de enfrentar nuestro nuevo día, sin embargo en la biblia existen algunas claves para comenzar nuestro día con determinación y fuerza. Estos claves están contenidas en los versículos que te presentaremos a continuación y los cuales esperamos puedan ayudarte a sentir ánimo y valor.

Actitud positiva ante todo

La forma como miremos las cosas de la vida influye en gran medida como nos sintamos y como le hagamos frente a la situaciones que nos toque vivir. Comienza cada día de manera positiva, siempre pensando en las cosas buenas que tienes a tu alrededor. La vida cambia en la medida que cambie nuestra perspectiva de las cosas y en como asumimos los retos que nos esperan. En Filipenses 4:8 se nos dice que todo lo verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre, si hay virtud alguna, si hay algo digno de alabanza, en eso debemos pensar. La forma más positiva de enfrentar la vida es verla siempre desde sus ángulos más optimistas.

Seamos agradecidos

En la biblia existen muchos versículos en donde se nos hace un llamado a ser agradecidos, sin embargo en Salmos 103:1-2 dice, bendice alma mia, a jehová y bendiga todo mi ser su santo nombre. Bendice, alma mía, a Jehová y no olvides ninguno de sus beneficios. En todo momento y en todo lugar recordemos dar gracias a Dios por todas las cosas, tanto las buenas como las que no son tan buenas. Son muchas las bendiciones que recibimos de Dios de forma diaria. Debemos trazarnos la meta de cada día agradecer a Dios por unas cuantas cosas. Si desarrollamos una actitud de agradecimiento y amor hacia nuestro Padre Celestial veremos como nos vamos sientiendo más capacitados para hacer frente a los desafios de la vida.

Debemos solicitar ayuda de Dios

Cuando sintamos alguna necesidad espiritual o física, cuando sintamos desanimo por alguna vicisitud o en general si nos sentimos mal digamoselo a Dios. Dios como todo padre amoroso, está dispuesto siempre a oir a sus hijos para ayudarles y animarlos. Es bueno siempre apartar un tiempo para Dios cada mañana, para conversar con Él y contarle todo lo que sintamos, sobre todo lo que quieres hacer ese día. Él estará atento a tus palabras y dará respuesta en su tiempo a tus oraciones. En Salmo 5:3 dice que de mañana Jehová oirá nuestra voz y de mañana nos presentaremos a Él y esperaremos. Una clara afirmación que estaremos atentos a sus contestaciones de la forma que vengan.

Ofrenda todo lo que hagas al Señor

A fin de tener éxito en tu día es necesario pasar unos minutos organizando tu agenda de prioridades. El tiempo bien invertido nos va a garantizar que todas las tareas se cumplan y de forma organizada. Es muy importante anotar en la agenda todas las tareas que se necesiten e ir priorizando cada una de ellas. Repasa en tu mente los espacios en el día donde pienses que puedes incluir esas tareas. De la misma manera deja algun tiempo en tu agenda para el descanso o para dar lugar a algunos contratiempos que se pueda presentar. En 1era de Corintios 10:31 dice que si bien comemos o bebemos o hacemos otra cosa, hagamoslo todo para la gloria de Dios. Absolutamente todo lo que consagremos a Dios será  bendecido y estará bajo su mirada que todo observa y todo preserva.

Prestar atención a las bondades de Dios

Definitivamente, todas las cosas que Dios nos ha obsequiado en esta vida alaban su santo nombre ya que todo es suyo y lo ha compartido con nosotros. Un hecho sencillo de reconocer esto es tener las escrituras para leer diariamente. Dios expresa su bondad a través de ellas y esto ya es un motivo para dar gracias. Exixte mucha gente que por diferentes razones no pueden ver, otras no saben leer, otras no pueden hablar y oir. Es un enorme privilegio que estemos completos. Agradecer por ello cada día nos hace humildes ante Dios y es un buen motivo para empezar el día con alegría. En 1era de Crónicas 16:34 nos habla que debemos alabar al Señor porque Él es bueno y su gran y eterno amor perdurará para siempre. Un corazón lleno de gratitud alabará a Dios todos los días y reconocerá la realidad de su eterno amor a través de cosas sencillas.

Demostremos gratitud en todo

La gratitud a nuestro Padre Eterno no debe ser un acto privado sino que también debe ser manifestado ante otras personas, especialmente con aquellas de nuestra propia fe. Es muy gratificante alabar a Dios en los templos y juntos participar de sus bendiciones en ellos. Nuestras expresiones de gratitud a Dios pueden ser vistas por otros y les pueden edificar y animar a hacer lo mismo por Él. Con determinación expresemos a Dios nuestra gratitud por las maravillosas bondades que derrama a diario en nuestras vidas. Tal como dice Salmo 100:4 que entremos por sus puertas con acción de gracias y vayamos a sus atrios con himnos de alabanza, dándole gracias, alabando su nombre.

Cada día fortalezcamos nuestra confianza en el Señor

Dar gracias a Dios todos los días nos dará la fuerza que necesitamos para enfrentar todas las circunstancias de la vida. Dios como nuestro manto protector frente a los ataques del adversario estará siempre a nuestra diestra y a nuestra siniestra para ampararnos y llevarnos en sus brazos de amor. Esa confianza debe ser fortalecida diariamente al levantarnos, no debemos dejar apagar esa gran llama que nos da calor y fuerza. Si desarrollamos confianza en el Señor cada día de nuestra vida nunca estaremos solos en las dificultades y Él nos dará la fortaleza para vencer los acontecimientos desagradables.

Hacer esta práctica de forma diaria es una buena manera de alabar a Dios. Decide hoy procurar hacer tu máximo esfuerzo por tu beneficio personal  y para la gloria de Dios. Una vez esta práctica se haga rutinaria, verás que tu actitud mejorará y todo cuanto hagas lo harás con gusto y fervor. En la biblia encontramos muchos versículos que pueden llegar a ser una fuente de inspiración en nuestros quehaceres diarios. Hoy solo compartimos algunos de ellos, de muchos que pueden servirte de orientación para que cada día puedas comenzar un buen día. Recuerda siempre que es solo a Dios a quien podemos recurrir sin que nos falle su amor y presencia en el corazón.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies