SALMO 5 : Suplica individual por la protección de Dios


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/biblia2/public_html/wp-content/plugins/wp-random-post-inside/wprpi_functions.php on line 216

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/biblia2/public_html/wp-content/plugins/wp-random-post-inside/wprpi_functions.php on line 216

Despu√©s de un salmo por la noche (Salmo 4), tenemos otro para la ma√Īana. Podr√≠a ser escrito por David o en honor a √©l.

Escucha, oh Jehov√°, mis palabras;

Considera mi gemir.

2 Está atento a la voz de mi clamor, Rey mío y Dios mío,

Porque a ti oraré.

3¬†Oh Jehov√°, de ma√Īana oir√°s mi voz;

De ma√Īana me presentar√© delante de ti, y esperar√©.

4¬†Porque t√ļ no eres un Dios que se complace en la maldad;

El malo no habitar√° junto a ti.

5 Los insensatos no estarán delante de tus ojos;

Aborreces a todos los que hacen iniquidad.

6 Destruirás a los que hablan mentira;

Al hombre sanguinario y enga√Īador abominar√° Jehov√°.

7 Mas yo por la abundancia de tu misericordia entraré en tu casa;

Adoraré hacia tu santo templo en tu temor.

8 Guíame, Jehová, en tu justicia, a causa de mis enemigos;

Endereza delante de mí tu camino.

9 Porque en la boca de ellos no hay sinceridad;

Sus entra√Īas son maldad,

Sepulcro abierto es su garganta,

Con su lengua hablan lisonjas.

10 Castígalos, oh Dios;

Caigan por sus mismos consejos;

Por la multitud de sus transgresiones échalos fuera,

Porque se rebelaron contra ti.

11 Pero alégrense todos los que en ti confían;

Den voces de j√ļbilo para siempre, porque t√ļ los defiendes;

En ti se regocijen los que aman tu nombre.

12¬†Porque t√ļ, oh Jehov√°, bendecir√°s al justo;

Como con un escudo lo rodear√°s de tu favor.

Wardad√≥nan, Imit√° Yehova ku Hesus ‚ÄĒ BIBLIOTEKA ONLINE Watchtower

Clamor a Dios en la ma√Īana, vers√≠culos 1-3

Lo primero que hace el salmista es buscar la presencia, dirección y protección de Dios. Uno de los dones más extraordinarios que Dios ha dado a los seres humanos es la habilidad de usar palabras, de comunicarse, y sobre todo comunicarse personalmente con él. Mi suspiro es un habla apenas audible, un murmurar; en el v. 2 se amplía a un clamor.

Rey m√≠o y Dios m√≠o (v. 2). Si el rey David lo escribi√≥, muestra claramente su humildad al reconocer su dependencia de Dios. De ma√Īana (v. 3) destaca la importancia de empezar el d√≠a en comuni√≥n con Dios.

Me presentar√© traduce un vocablo que significa ‚Äúpreparar‚ÄĚ; se usa para preparar lo que uno va a decir y tambi√©n para poner en orden la madera del sacrificio. Algunos piensan que el salmista est√° prepar√°ndose para el sacrificio de la ma√Īana. Tambi√©n el orar en la ma√Īana puede ser un paralelo a ofrecer sacrificio.

Dios es santo, versículos 4-6

La estrofa hace hincapi√© en la santidad de Dios y su reacci√≥n contra la arrogancia, la iniquidad y el enga√Īo. La maldad afecta a Dios, le deshonra; el salmista quiere defender el honor de Dios.

Puesto que Dios es justo y santo, los que hablan mentira y no obedecen a Dios no tienen acceso a él. El salmista, siendo amigo de Dios, se conmueve contra la maldad. Mucho del lenguaje de los salmos tiene el propósito de despertar la reacción del lector contra la maldad. A menudo los mismos creyentes no reaccionan frente a la maldad e injusticia de la sociedad.

Pedido por la dirección de Dios, versículos 7-9

Los malos no tienen acceso al Dios santo; en cambio el salmista quiere adorarle y obedecerle; pero no pretende tener acceso porque es ‚Äúbueno‚ÄĚ, sino porque reconoce la abundancia de su gracia. El uso de la palabra templo no impide que David escribiera el Salmo, pues este vocablo a veces se refiere al santuario del tabern√°culo.

¬ŅPor qu√© necesita la gu√≠a de Dios en este contexto? Porque los enemigos enga√Īan. La maldad de los enemigos aqu√≠ se expresa mayormente en t√©rminos de lo que hablan. El que desea servir a Dios necesita la gu√≠a divina porque muchos tratan de enga√Īarle y desviarle del camino verdadero. En el conflicto con el mal, siempre se necesita la gu√≠a espec√≠fica del Se√Īor; su camino siempre es el mejor.

El salmista describe la maldad de los enemigos, sus prop√≥sitos son malos. Contrasta lo que son adentro, sepulcro abierto con las lisonjas suaves que hablan; son enga√Īadores.

El fruto del impío es para el pecado  5:8-10

  1.     En las muchas palabras no falta el pecado.
  1.     Los insensatos se mofan del pecado.
  1.     El pecado es afrenta de las naciones.
  1.     El pensamiento del necio es pecado.
  1. ¬† ¬† La seguridad enga√Īosa es resultado del pecado.

Confianza en la respuesta de Dios, versículos 10-12

A menudo aun los que pretenden seguir a Dios est√°n entre los que el salmista describe. Realmente su rebeli√≥n es contra Dios. Por eso el salmista dice: Decl√°ralos culpables. Quiere que Dios haga manifiestos sus errores y enga√Īos y que les castigue.

De ma√Īana oir√°s mi voz‚Ķ (5:3)

En los vv. 11 y 12 el salmista no olvida el peligro, pero la confianza en Dios prevalece. Los proteges (v. 11) traduce un vocablo que da la imagen de un ave que cubre sus pollitos, (Job 91:4). En el v. 12, se amplía a un símil de un escudo grande que cubre todo el cuerpo (1 Samuel 17:7, el escudo de Goliat). Una de las maneras en que Jehová bendecirá al justo es rodeándolo como un escudo.

Este lenguaje, en t√©rminos del NT, se aplica al conflicto del cristiano con los poderes malignos (Ef. 6). En el conflicto con el mal se necesita la gu√≠a constante de Dios, pues el enemigo usa muchas maneras de enga√Īar. igual que el salmista, el creyente puede confiar en la protecci√≥n de Dios contra los ataques del enemigo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies