Mujer Llena de Virtudes y sus Cualidades

La virtud se define como el hábito de actuar bien, independientemente de la disposición de la ley, por sola la bondad y conformidad con la razón natural. La Biblia en el libro de los Proverbios nos habla del valor de la mujer ejemplar desde la perspectiva de como Dios mira a las mujeres, según su proyecto y esquema que tiene para cada una, hasta señalar a la mujer como la prenda  más valiosa, incluso que las piedras preciosas.

La belleza de una mujer se ve reflejada desde el interior hacia el exterior, es decir, sus actitudes, su personalidad y su manera de ser reflejan su belleza exterior, revestida por la presencia y el amor de Dios, es digna de alabanza, lo que le da un toque especial que la hace lucir radiante y estimada por su entorno. La mujer virtuosa es aquella que conoce y maneja sus emociones, utilizando la razón paraajustarsus reacciones, se deja dirigir por Dios quien le brinda su ayuda, motivación y sabiduría para cada día mejorar y renovar la forma de ser para bien, contribuyendo al cumplimiento de sus metas y anhelos.

Para poder ser una mujer virtuosa, debes aplicar en tu vida el principio bíblico del libro de los Proverbios. Proverbios 31:10

Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas.

Los encantos pueden engañar y la belleza no dura, pero la mujer que honra al SEÑOR es digna de alabanza, ¡sean reconocidos sus logros, y públicamente alabadas sus obras!

 A Dios le pertenece el libro de recomendaciones para llevar tu vida, y lo ha puesto a tu disposición. Él te indica  lo que debes hacer para que tu vida funcione con plenitud, y por medio de  la  palabra  en la Biblia,  nos provee de entendimiento, sabiduría y aprendizaje. Dios siempre está listo para enseñarnos acerca de nuestro rol como esposas, amigas,  consejeras, mujeres virtuosas. A continuación quiero descifrar las cualidades más resaltantes e importantes para  poner en práctica y de esta manera ser una mujer virtuosa llena de atributos:

1.- Temor de Dios

El Temor de Dios, es el precepto que el Espíritu Santo pone en el alma de los seres humanos  para que se porte con respeto ante  la grandeza de Dios y para que, sometiéndose a su voluntad, se aleje de todo lo que pueda desagradarle. Una de las cualidades más importante que puede tener una mujer es el  temor a Dios  sobre todas las cosas, en cada paso que damos, él  siempre está presente, en cada una de las actividades que realizamos día a día, los ojos de Dios siempre están encima de la mujer, por ello debe cuidarse del mal y del pecado, el esta pendiente de nosotros, nos ama incansablemente, por eso es necesario agradarlo con nuestro comportamiento.

Engañosa es la gracia, y vana la hermosura;
La mujer que teme a Jehová, ésa será alabada.

2.- Es Atenta y Cultiva la razón.

La mujer virtuosa lleva la preocupación por todas las cosas que le competen en el hogar, estando pendiente a aquellas cosas que le corresponden, no es perezosa, debe de tomar la iniciativa en lo que concierne a la organización del hogar. Proverbios 31:15-17

15 Se levanta aun de noche,  da comida a su familia y ración a sus criadas.

16 Considera la heredad, y la compra y planta viña del fruto de sus manos.

17Ciñe de fuerza sus lomos, y esfuerza sus brazos.

Tienden a ser seres muy emocionales y la desventaja de las emociones es que perjudican la razón. Una mujer virtuosa reconoce sus emociones, pero debe usar su razón para templar sus reacciones. Rígete por la sabiduría en lugar de la irracionalidad. Podrás escuchar a tu corazón para tener una guía, pero finalmente, deberás juzgar una situación con tu mente, haciendo uso de la sabiduría que hayas aprendido durante toda tu vida para poder evaluar todo con precisión.

3.- Es Buena Administradora

El  saber administrar es una gran virtud para una mujer, debe usar el dinero de los bienes de la familia sensatamente y sabe cómo sacarle provecho al máximo a cada recurso que Dios le ha proveído, no ser irresponsable con el  dinero ni gastarlo innecesariamente, no por esta razón se les debe decir tacañas, sino más bien saben cuidar las finanzas del hogar. Proverbios 31:27

“Considera los caminos de su casa,
Y no come el pan de balde.”

4.- Es Generosa, Protectora y Cortés

La cortesía es un comportamiento ajustado a la solidaridad, el respeto y las buenas costumbres; es mucho más que palabras dulces y sonrisas agradables. Una mujer  amable es aquella que necesita acercarse a otra persona con un espíritu de servicio, con la finalidad de ofrecer palabras y acciones positivas. Es un valor que se ha perdido  en la sociedad por la misma situación que vivimos, no permitamos que se extinga, es muy valioso e importante, la amabilidad y generosidad no tienen precio.  Proverbios 31:20

“Alarga su mano al pobre,
Y extiende sus manos al menesteroso
.”

5.- Es Precavida y Trabajadora

Siendo mujeres de trabajo, somos capaces de honrar nuestra vida.  Desde la creación del mundo, Dios ha instaurado el trabajo como medio de sustento y responsabilidad al hombre, en la actualidad la mujer virtuosa que agrada a Dios no es perezosa, sino por el contrario, diligente. Tiene ánimo para resolver y atender a las necesidades inmediatas de su hogar y su trabajo. Al mismo tiempo es precavida, actúa con cautela en todas sus actividades, piensa y prepara con antelación todos sus compromisos, tratando de cumplir todo a cabalidad y responsabilidad. Proverbios 31:18

“Ve que van bien sus negocios;
Su lámpara no se apaga de noche.

6.- Es Buena y Excepcional Madre.

La mujer virtuosa es como nave de mercader, pues trae su pan de lejos; es la sublime y  emotiva imagen de la madre sacrificada que no valora el esfuerzo, ni el tiempo que tome, ni su propia condición, con tal de satisfacer la necesidad de sus hijos. Para ello no importan las adversidades, no hay escusas, es una energía continua e incansable, hasta lograr su meta cumplida: alimentar para el completo y correcto desarrollo a sus pequeños,  piensa primero en la necesidad de ellos, antes que en la suya propia. Trae su pan de lejos,  deja ver que no es algo que ha logrado de manera natural y cómoda, ha costado esfuerzo y sacrificio. Proverbios 31:14

“Es como nave de mercader;  trae su pan de lejos.”

7.- Es Buena Esposa, Su Esposo Confía Plenamente en Ella

Una mujer virtuosa es aquella que tiene su marido bien cuidado, bien atendido; que es reconocido por la mujer que le acompaña en su vida y en ocasiones son envidiados por otros por tener a su lado a una mujer excepcional, buena, fiable, entregada a su hogar, capaz de cumplir todos los roles de su hogar y los de su trabajo, es incansable. Que agradable son las palabras que el mundo utiliza para alabar a la mujer que ha sabido exaltar con su gran trabajo a su esposo: “Detrás de cada gran hombre, hay una gran mujer.”  Proverbios 31:23

“Su marido es conocido en las puertas,

Cuando se sienta con los ancianos de la tierra.”

8.- No se Afana

La mujer virtuosa no se preocupa por el mañana, muchas mujeres pueden tender a afanarse por el día de mañana, alejando la paz de su familia, en lugar de preocuparse “se ríe” del mañana,  ella sabe en su corazón que Dios se encarga de proveer para cada día y confía plenamente en Él y sus promesas. Por esta razón debemos dejar en manos de Dios el futuro, pensar en el presente y en lo bueno que dos nos da en ese momento. Proverbios 31:25

“Fuerza y honor son su vestidura;
Y se ríe de lo por venir.”

9.- Es Alabada

Una mujer virtuosa es digna de ser alabada; pero  debemos estar dispuestas a alabar a los que merecen. En primer lugar a nuestro Señor, quien merece toda nuestra alabanza, luego seamos perceptivos con los que nos rodean para reconocerles sus bellas cualidades. Ella es merecedora de ser reconocida por sus hermosas cualidades ante sus seres queridos más cercanos: su marido e hijos, sin hipocresía, falsedad, ni apariencia; ellos la conocen tal cual es en realidad. El mundo puede vernos de una manera, pero nuestros hijos y esposo nos ve tal cual somos en realidad. Son sus hijos y su esposo los que la alaban, los que la engrandecen. Ellos te honran y te exaltan. Proverbios 31:28


“Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada;

Y su marido también la alaba”

10.- Honra y Respeta a sus Padres.

Para ser una mujer virtuosa, debes  mostrar  respeto para con los padres, obedeciendo sus normas durante la  juventud, y permanecer siempre escuchándolos y respetando sus ideas durante la adultez.

11.- Ejecuta Buenas Obras, Es Misericordiosa Y Bondadosa

Una mujer virtuosa está llena de misericordia y bondad para con su prójimo, para el más necesitado, es una mujer capaz de extender sus manos,  no solo tiene el don de proveer para las necesidades materiales, sino que puede ayudar, asistir, visualizar dónde está la penuria para poder renovar. Siempre está atenta para servir a aquellos que no tienen recursos para resolver sus problemas. Proverbios 31:20

                              “Alarga su mano al pobre y extiende sus manos al menesteroso”