La Resurrección De Jesús Esperanza De Vida Eterna

La Pascua, es decir, el “paso de la esclavitud a la libertad” o “paso de la muerte a la vida” ha sido y será, a lo largo del tiempo, el centro de la vida cristiana. Ésta Pascua sellada con la sangre de cristo y que tiene como finalidad la Resurrección de nuestro Señor Jesucristo, el cual es un hecho único e irrepetible, cargado de originalidad y además un hecho extraordinario. Ésta resurrección de Jesús es un grito de exuberante victoria sobre la muerte y sobre el poder del pecado. ¡Cristo es tan grande, que La muerte no pudo contenerlo! Para los creyentes de cristo con éste hecho confirman que vivirán con Él por la eternidad, Él es el Señor y salvador.

Gracias a la resurrección de Jesús son afirmadas grandes verdades. A continuación te presentamos  6 de ellas.

1. Jesús Es Dios

La resurrección de Jesucristo afirma lo que Él mismo proclamaba, que era el Hijo de Dios y además era uno con el Padre. Muchos testigos oculares confirman éste hecho (1 Corintios 15:3-8), el cual confiere una prueba confiable e irrefutable de que Él es el Salvador del mundo.

En diferentes oportunidades Jesús habló de manera tal que parecía igualarse con Dios. Como consecuencia de esto fue acusado principalmente por los fariseos para, ser luego, clavado en la cruz (Mateo 26:63-66).

En otra ocasión Jesús  hablaba sobre sus ovejas (sus hijos), de la manera cómo él les da vida eterna y que nadie les puede quitar. Él también afirmó que Él era Uno junto con el Padre Dios y ocurrió lo siguiente:

Yo y el Padre uno somos. Entonces los judíos volvieron a tomar piedras para apedrearle. Jesús les respondió: Muchas buenas obras os he mostrado de mi Padre; ¿por cuál de ellas me apedreáis? Le respondieron los judíos, diciendo: Por buena obra no te apedreamos, sino por la blasfemia; porque tú, siendo hombre, te haces Dios”  (Juan 10:30-33).

La resurrección de Jesús es  posible únicamente por medio de intervención divina. Sabemos que Dios puede hacer cosas imposibles, que para nosotros simples mortales son imposibles y Jesús, siendo uno con Dios, tenía el poder de resucitar los muertos.

No existe en ningún otro momento de la historia otro ser humano que haya logrado resucitar por sí mismo.

En fin, la resurrección fue la «señal del cielo» que dio autenticidad al ministerio de Jesús (Mateo 16:1-4).

2. Dios Tiene Poder Sobre La Muerte

Testigo fue el pueblo de Israel de grandes milagros y prodigios que ejecutó Jesús, muchos más de los que pudieron ver e imaginado. Durante el ministerio de Jesús, sanó todo tipo de enfermos, ciegos, cojos, sordos, mudos, entre otros. También  liberó endemoniados y revivió algunos muertos y multiplicó alimentos sorprendiendo a todos con tan gran milagro. Pero nada más grande y superior que el milagro de su propia resurrección.

…Este fue entregado según el determinado propósito y el previo conocimiento de Dios… Sin embargo, Dios lo resucitó, librándolo de las angustias de la muerte, porque era imposible que la muerte lo mantuviera bajo su dominio (Hechos 2:22-24).

La muerte es el enemigo de la humanidad y el castigo justo por los pecados de cada uno de nosotros (Ro. 6:23).  

Cristo resucitó porque la muerte no podía retenerlo. Nadie debe temer al castigo que viene después de la muerte:

¿Dónde está, oh muerte, tu victoria? ¿Dónde, oh sepulcro, tu aguijón?’ El aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado es la ley; pero a Dios gracias, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo (1 Corintios 15:55-57).

Al resucitar Jesús de la tumba, Dios nos recuerda Su absoluta soberanía sobre la vida y la muerte. Creer en la resurrección es creer en Dios. Sólo Él, quien creó la vida, puede resucitar después de la muerte.

3. Tenemos La Esperanza Del Perdón

La resurrección del Cristo no fue simplemente una prueba de que Él si era uno con Dios. Sino que además garantiza, a quienes en Él colocan su fe, el perdón de sus pecados y la vida eterna. Si no existiera un salvador que venciera el pecado, no se lograría tener una relación con Dios como Él quiere en el momento en que Jesús murió en la cruz, Él se hizo cargo de los castigos de todos para que pudiéramos ser perdonados delante del Padre.

Se puede tener seguridad de que ya no somos por siempre esclavos de los pecados, ya que al resucitar Jesús venció el poder de las sombras sobre la humanidad. Somos libres en Cristo, gracias a Él poseemos esperanza para el perdón de los pecados y así alcanzar la vida eterna.

4. Viviremos Con Jesús Para La Eternidad

    “Lo cierto es que Cristo ha sido levantado de entre los muertos, como primicias de los que murieron. De hecho, ya que la muerte vino por medio de un hombre, también por medio de un hombre viene la resurrección de los muertos. Pues así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos volverán a vivir” (1 Corintios 15:20-22).

Los cristianos poseen gran esperanza  porque los pecados han sido borrados y justificados ante  Dios. Pasando de ser enemigos de Dios a hijos suyos, perdonados por Él con una herencia eterna que nada ni nadie puede quitar.

“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien según Su gran misericordia, nos ha hecho nacer de nuevo a una esperanza viva, mediante la resurrección de Jesucristo de entre los muertos, para obtener una herencia incorruptible, inmaculada, y que no se marchitará, reservada en los cielos para ustedes…”, 1 Pedro 1:3-4.

5. Jesús Volverá

Después de muerto se les presentó en persona, dándoles así claras pruebas de que estaba vivo. Durante cuarenta días se dejó ver de ellos y les estuvo hablando del reino de Dios” (Hechos 1:3).

“Dicho esto, mientras ellos lo estaban mirando, Jesús fue levantado, y una nube lo envolvió y no lo volvieron a ver” (Hechos 1:9).

“Porque el Hijo del hombre va a venir con la gloria de su Padre y con sus ángeles y entonces recompensará a cada uno  conforme a lo que haya hecho” (Mateo 16:27).

¡Cristo viene en las nubes! Todos lo verán, incluso los que lo traspasaron; y todos los pueblos del mundo harán duelo por él. Sí, amén (Apocalipsis 1:7).

No desprecie el hermoso y preciado obsequio que n Cristo el Señor te ofrece: “Jesús le contestó: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en Mí, aunque muera, vivirá, y todo el que vive y cree en Mí, no morirá jamás. ¿Crees esto?” (Juan 11:25-26).

6. El Evangelio Es Verdadero

Pablo expresa que la resurrección es el pegamento que une y sostiene cada parte del evangelio. Sin ella, la fe de los cristianos fuese en vano y sin esperanzas. Pero afortunadamente Cristo resucitó para dar esperanza del perdón de los pecados. Para estar bien delante de Dios, y obtener la vida eterna.

”…y si Cristo no ha resucitado, vana es entonces nuestra predicación, y vana también la fe de ustedes… y si Cristo no ha resucitado, la fe de ustedes es falsa; todavía están en sus pecados. Entonces también los que han dormido (han muerto) en Cristo están perdidos. Si hemos esperado en Cristo para esta vida solamente, somos, de todos los hombres, los más dignos de lástima”, 1 Corintios 15:14, 17-19.