La historia de Sodoma y Gomorra

Sodoma y Gomorra son ciudades vecinas que se encontraban situadas a orillas del Mar Muerto en la época del patriarca Abraham y formaban parte de la Pentápolis bíblica, cuya historia bíblica se relata en el Antiguo Testamento y es un ejemplo que muestra  el castigo que  ocurrirá si no nos arrepentimos de nuestros pecados y buscamos el perdón de Dios.

sodoma y gomorra

La palabra pecado que proviene del latín peccatum, y significa la violación a las normas morales y es para el cristiano la separación del hombre de la voluntad de Dios y sus preceptos, lo cual trae como consecuencia el castigo y la condena de apartarse de nuestro Señor.

Cuando pecamos debemos reconocer nuestro error o falta y pedir perdón con profundad sinceridad a través del sacramento de la confesión para poder nuevamente estar en gracia y misericordia con Dios.

Hay distintos tipos de pecado de acuerdo a la gravedad del error cometido. El pecado original que fue el cometido por Adán y Eva, cuando seducidos por la serpiente comieron frutos del árbol prohibido. Los seres humanos, de acuerdo a la Iglesia Católica nacemos con el pecado original, que es purificado por el sacramento del bautismo.

Por otra parte, están los pecados mortales  que se cometen al  trasgredir y violar los mandamientos del Señor con conocimiento y conciencia del acto y  también  están los pecados veniales que no rompen la relación con Dios pero la debilitan, alejándonos de él. Además,  encontramos los pecados capitales  que son: la lujuria, la gula, la avaricia, la pereza, la envidia, la ira y la soberbia.

Breve historia de lo ocurrido en  Sodoma  y Gomorra

El relato bíblico de lo ocurrido en Sodoma y Gomorra demuestra que el pecado y la desobediencia a Dios y sus mandamientos traen como consecuencia el castigo y el alejarse del Señor.

La descripción de lo ocurrido se encuentra en el libro del Génesis donde se relata la destrucción de estas dos ciudades con fuego y azufre por parte de Dios; mostrando al Señor como un juez implacable. En forma tradicional este relato bíblico ha sido entendido como el castigo de Dios a la homosexualidad, pero otras interpretaciones revelan que se condena la violencia, la falta de empatía, la gula, la desobediencia y la soberbia.

Los habitantes de estas ciudades eran orgullosos y vivían para sus propios deseos sin importarles las necesidades de los otros, por todo esto Dios los castiga, pues no consiguió que se arrepintieran de sus pecados ni hombres justos entre los habitantes de estas ciudades (Ezequiel 16:48-50).

Las Sagradas Escrituras narran que Lot, sobrino de Abraham, vivía en la ciudad de Sodoma con su familia, su esposa y dos hijas. Lot tenía la misión de ayudar a convertir esta ciudad junto a Gomorra, pues ambas ciudades tenían fama de ser pecaminosas e indecentes.

Poco antes de ser destruidas por Dios, este envía a tres ángeles a la tienda de Abraham quienes le revelan la decisión de Dios de destruir Sodoma y Gomorra. Abraham pide misericordia a Dios e intercede por los justos y por Lot y su familia. Los ángeles le dicen que serán piadosos si en la ciudad hay al menos diez hombres justos. Con este compromiso van a Sodoma a visitar a Lot, quien los hospeda en su casa.

Cuando los sodomitas se enteran de estas visitas se reúnen alrededor de la casa de Lot y le exigen que le entreguen a los hombres que lo visitan para abusar sexualmente de ellos. Lot protege a los ángeles y trata de disuadirlos y les ofrece a sus hijas que eran vírgenes; pero ellos no aceptan.

Con esto, los ángeles se dan cuenta que no hay hombres justos en esa ciudad y realizan el plan anunciado, pero antes permitieron que Lot y su familia huyeran pues eran las únicos  personas justas que había en esa población. Cuando ellos están huyendo, los ángeles les advierten que no deben mirar hacia atrás por ningún motivo ya que cayó una lluvia de azufre sobre ambas ciudades. Durante el camino de huida de la familia de Lot la esposa voltea y queda transformada en una estatua de sal.

Conclusión

El relato sobre Sodoma y Gomorra y la familia de Lot, nos enseña que Dios odia el pecado y su deseo de que vivamos en el bien y el amor justo mediante el arrepentimiento y la conversión hacia los valores y mandamientos que él nos ha dado. El castigo hacia los pobladores de Sodoma y Gomorra no fue algo repentino y El escucho a Abraham para el perdón de ellos si conseguía diez justos entre sus murallas, pero los habitantes de estas ciudades estaban tan alejados de Dios y tan inmersos en el pecado que fue imposible conseguir justos en estas ciudades. En la biblia se encuentran versículos que muestran la gran decandencia en la que estaban inmersos los pobladores de estas ciudades:

“Entonces Jehová le dijo: Por cuanto el clamor contra Sodoma y Gomorra se aumenta más y más, y el pecado de ellos se ha agravado en extremo, descenderé ahora, y veré si han consumado su obra según el clamor que ha venido hasta mí; y si no, lo sabré»

Génesis 18:20-21

Dios siempre está dispuesto a perdonar a sus hijos, su amor es infinito pero debemos aceptar nuestros errores y pecados, arrepentirnos de corazón y comenzar de nuevo para ser recibidos por Dios, pues él es justo y fiel, nos perdonara y nos brindara vida en abundancia.

Su mayor deseo como Padre es que todos nos arrepintamos de nuestros pecados y  nos acerquemos a El arrepentidos y con un corazón limpio para regocijo de nuestro Señor.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies