La bendición de Dios cada día es una nueva oportunidad, eso te lo dice Dios hoy

Cada día al despertar Dios nos regala un nuevo día, lleno de bendiciones colmadas de alegría, fe y paz en medio de la lucha, el dolor y la tristeza, fortaleza para enfrentar todo conflicto con la seguridad de que no seré vencido, entregando mi vida en servicio a quien más me ha dado, al Dios que me ha salvado y sabiduría para preparar mi espíritu, para crecer cada día y ser un siervo fiel en todo.

Los días transcurren, el tiempo no se detiene, es momento oportuno para dar gracias a Dios por la vida, cada mañana el sol se levanta y me recuerda que habrán nuevas oportunidades, nuevos momentos de alegría, retos que enfrentar con las nuevas fuerzas que recibo de la palabra santa y poderosa la cual me dice ciertamente  que Dios estará a mi lado haciéndome compañía,  en las noches  más oscuras, en los días claros, en medio de las tormentas, en los días lluviosos, en días alegres o dificultosos.

Cuando tu sonrisa desaparezca o pienses abandonar el camino porque tu fe se ha debilitado y crees que no puedes superar las pruebas, no te desanimes todos hemos pasado por pruebas difíciles que nos dejan alguna enseñanza y serán bendiciones para tu vida, no tengas miedo, que tu fe supere la duda y la fortaleza tu debilidad. El señor es nuestro pastor y nunca nos faltara, por muy difíciles que sean las pruebas confía en él, es nuestro amigo que nunca nos falla. Dios ha dicho  vienen días de bendición y bendición vendrá, lloraras de felicidad y reirás de alegría.

Hoy en este hermoso día,  Dios nos invita a leer estos mensajes que a continuación les traigo para que te llenes de todo aquello que te hace falta para iniciar tu día con muchas bendiciones, fe,  sabiduría y mucha fortaleza.

1.- No Temas Ni Desmayes, Dios Está Contigo

“No temas porque yo estoy contigo, no desmayes porque yo soy tu Dios que te esfuerza siempre te ayudare, siempre te sustentare con la diestra de mi justicia”  (Isaías 41-10)

No pierdas la fe y la esperanza en algún momento donde crees que todo está perdido, te sientes que has desmayado y fracasado,  deja de un lado las inquietudes, preocupaciones y dudas, no temas porque cuando menos  lo esperas, Dios llega y te sorprende…  Solo Reposa, Descansa y Confía siempre en Dios nuestro señor con todo tu corazón, porque la Fe recibe más de lo que pide, deja que dios tome dominio y control sobre esta situación por la cual estas atravesando y te tiene tan agobiada.

Piensa que tu problema es temporal y no debo temer porque  DIOS es eterno. Entrégale a Dios tu tristeza y dolor, para que vuelvas a reír y ser feliz, ya que los milagros ocurren cuando pones toda tu fe en Dios.

2.- No Mires Atrás, No Recuerdes Tu Pasado

El pasado por muy triste y oscuro que haya sido, nos sirve para aprender, y para recordar las consecuencias de nuestros errores, para aprender de ellos y no cometerlos más, y cuando el pasado te está llamando para decirte cosas negativas que ya has olvidado, es entonces cuando tienes que recordar la palabra de Dios que dice:

“De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas”

 (2 Corintios 2-17).

Estas hermosas palabras vienen de Dios para tu  no caigas en tú pasado, yo oro por ti para que tu entiendas y comprendas que el plan de Dios para ti en el futuro es mejor que cualquier recuerdo bueno o malo que  aun conservas de tu pasado, si tu memorias está llenas de heridas y caídas, Dios quiere que las olvides y con fortaleza tomes esa nueva vida en Cristo. ¡Las cosas viejas pasaron y se deben superar! El pasado es aprendizaje, bórralo.

3.- El Señor es Fiel y Obrara en ti

Cuando intentas hacer todo por tu cuenta y con tus propias fuerzas das espacio a que el orgullo y la ansiedad se apoderen de ti. Debes aceptar con humildad tu necesidad y dependencia de Dios, que aprendas a dejar tus ansiedades en sus brazos amorosos y que esperes a que intervenga en tu vida y en tus circunstancias. ¡Él es fiel, él obrará! Dios está siempre atento a lo que te sucede, él cuida de ti con paciencia y con amor. ¡Él te ama! Por eso, confía en Dios, él te ayudará y te llenara de bendiciones.

“El Señor DIOS enjugará las lágrimas de todos los rostros, y quitará el oprobio de su pueblo de sobre toda la tierra, porque el SEÑOR ha hablado” (Isaías 25:8).

“Volverán los rescatados del SEÑOR, entrarán en Sion con gritos de júbilo, con alegría eterna sobre sus cabezas. Gozo y alegría alcanzarán, y huirán la tristeza y el gemido” (Isaías 35:10).

No olvidemos que en el momento de más,  tristeza, dolor y preocupación Dios se acercó a nosotros para ayudarnos a llevar nuestras cargas, y por la sangre de Cristo, perdono nuestros pecados, por eso lleva una linda sonrisa en tu rostro ya que él te llena de bendiciones.


4.- Ten cuidado con el Enemigo, Alerta no te Descuides

Así mismo, en nuestra debilidad el Espíritu acude a ayudarnos. No sabemos qué pedir, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos que no pueden expresarse con palabras. Y Dios, que examina los corazones, sabe cuál es la intención del Espíritu, porque el Espíritu intercede por los creyentes conforme a la voluntad de Dios”.

(Romanos 8:26-27)

No permitas que el enemigo gane terreno en tu vida, no permitas bajo ningún motivo que te destruya y se apodere de ti haciéndote daño, cada día aférrate más al Espíritu Santo el té guiara por los mejores senderos  y guiara tus pasos, te dará la fortaleza necesaria para que no desmayes, si mil veces cae mil veces levántate y sigue adelante, El intercederá por ti cuando más lo necesites, del enemigo defiéndeme Señor.  Si vives una vida llena del Espíritu Santo te mantendrás preparado a los ataques del enemigo y podrás distinguir lo que viene de Dios.

Lee la Biblia, Ora y Busca la Voluntad de Dios para tu Vida