¿De quiénes eran hijos los nefilim o gigantes de la Biblia?

En la biblia existen pasajes que si bien son muy interesantes son un poco inentendibles y no se pueden explicar de una manera muy fácil. Comúnmente estas historias de la biblia son objeto de especulación en virtud de la naturaleza fantástica que tienen.

En Génesis 6:1-4 encontramos uno de esos pasajes de la biblia que han sido objeto de atención y de mucho estudio. En estos versículos se dice que cuando los hombres comenzaron a multiplicarse sobre la faz de la tierra, le nacieron hijas. Viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para si esposas, escogiendo entre todas. Y dijo Jehová: no contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; y serán sus días ciento veinte años. Había gigantes en la tierra en aquellos días. También después se unieron los hijos de Dios a las hijas de los hombres y les engendraron hijos. Éstos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre.

Los gigantes o nefilim a los que estos versículos se refieren fueron los hijos de la unión de los hijos de Dios con las hijas de los hombres. La frase “hijas de los hombres” no representa inconveniente alguno. La escritura deja de entrever que eran mujeres muy bellas, físicamente atrayentes. Lo difícil de entender es la frase “hijos de Dios”. Realmente, ¿a quienes se refiere?

Muchas interpretaciones han surgido al pretender explicar esta frase, no hay una posición clara de los entendidos a quienes se refiere con “hijos de Dios”. Se pudiera especular al respecto, sin embargo no es la idea ya que no lograremos ese conocimiento a menos que estudiemos con espíritu de oración la escritura. No obstante, citaremos tres de las interpretaciones más conocidas.

nefilim o gigantes

¿A quiénes se refería la biblia al decir “hijos de Dios”? 

1.- Hombres con poder o monarcas que ejercieron injusto dominio

Algunos estudiosos en la materia dan una interpretación a estos versículos diciendo que los hijos de Dios eran soberanos o monarcas con mucho poder. Ellos se emparentaron con mujeres comunes y no con damas honorables y educadas. Según estos conocedores de las escrituras, algunos de ellos ejercieron un injusto dominio sobre ellas y las forzaron a tener relaciones con ellos.

Esto trajo como consecuencia que la sociedad cayera en decadencia moral y mucha corrupción. La tesis que acompaña a esta interpretación es que los israelitas jamás utilizaban la frase “hijos de Dios” al hacer referencia a sus gobernantes. De la misma manera, es importante considerar que tampoco se explica por qué el fruto de esta relación eran de gran tamaño y muy fuertes como para ser llamados héroes y gigantes.

2.- Los hijos piadosos de Set

Esta interpretación es por mucho la más común al dar una explicación sobre tema ya que se refiere al matrimonio entre mujeres malvadas descendientes de Caín con los hijos piadosos de Set que trajo como resultado la descomposición de ambas progenies.

Como es bien conocido, Caín había matado a su hermano Abel y las escrituras no dan buenas referencias de su descendencia. No obstante, si se hace mención de Set que se asemejaba mucho a su padre Adán. De la misma manera se afirma que fue enviado en lugar de Abel, quien según Génesis 4:4 agradó a Dios con la ofrenda que le presentó. Sin embargo, existen argumentos en contra de esta interpretación y que mencionaremos a continuación:

  1. En ninguna otra parte de la biblia se utiliza la frase “hijos de Dios” para hacer referencia a los seres humanos.
  2. Se menciona solamente matrimonios entre las mujeres malvadas de la descendencia de Caín con los hombres piadosos de la línea de Set. En ninguna parte se menciona matrimonios de mujeres piadosas de Set con hombres malvados de la línea de Caín. Lo que concluye que las mujeres de la línea de Caín eran malvadas. ¿Serían todas estas teorías ciertas?
  3. No existe una explicación del por qué los hijos fruto de esta unión eran gigantes y heroicos.

 3.- Ángeles caídos

Esta interpretación parece ser la más antigua y asevera que el pasaje hace referencia al matrimonio entre demonios o ángeles caídos y mujeres humanas. Estas uniones trajeron gran descomposición a la humanidad y por poco la aniquilación de los seres humanos a través del diluvio. Existen historias en las sagradas escrituras que hablan acerca de ángeles que se presentan en forma humana para entregar un mensaje a alguien.

Estos pasajes en cierta manera aportan credibilidad a esta interpretación. Como ejemplo de esto encontramos en Génesis 16 al 20 cuando ángeles hablaron con Abraham y Sara para hacerles saber sobre el hijo que iban a concebir y advertirles del castigo que iba a destruir a la ciudad de Sodoma.

En Génesis 19:4-5 se revela una situación muy particular. Los hombres de Sodoma visitaron la casa de Lot para obligarle a entregar a los varones que estaban en su casa para tener relaciones sexuales con ellos. En este caso los ángeles con cuerpo humano eran esos varones y estos hombres querían tomarlos a la fuerza. Una perversidad entera lo que los habitantes de Sodoma tenían al querer consumar este acto.

En el antiguo testamento la frase “hijos de Dios” se usa comúnmente para referirse  a los ángeles. Por esta razón es que en Génesis 6:1-4 se refiere a ellos. Por otra parte, esta es la única interpretación que explica de manera más convincente la razón para la estatura y heroicidad de los hijos fruto de estos matrimonios. Sin embargo, esta interpretación tiene sus puntos frágiles ya que los ángeles son seres espirituales y no poseen un cuerpo físico.

En Marcos 12:25 dice que cuando resuciten los muertos, no se casarán ni se darán en casamiento, sino que serán como los ángeles que están en el cielo. Esto deja claro que los ángeles en el cielo no se casan ni se dan en casamiento. Obviamente, al hablar de ángeles caídos se refiere a ángeles que se rebelaron contra Dios y que actúan en contra de sus mandamientos. Otro punto débil a esta interpretación se refiere a que el libro apócrifo de Enoc en el que se basan casi todas las escrituras de esta interpretación, se escribió al menos 1000 años posteriores a que ocurrieran estos acontecimientos, lo que puede significar que se le haya dado una interpretación más tradicional o folclórica al punto.

¿Cuál fue el final de los gigantes o nefilim?

En Génesis 6 al 7 se narra que estos personajes murieron en el diluvio, ya que no entraron al arca de Noé. Perecieron con todos los seres humanos y animales que no entraron en el arca con Noé y toda su familia.

Gigantes después del diluvio

Estos gigantes que se mencionan en la biblia posteriores al diluvio no eran los nefilim ya que todos ellos perecieron durante el diluvio. Éstos que se mencionan posteriormente corresponden a razas de hombres muy grandes y fuertes a causa de variaciones genéticas.

En Deuteronomio 2 al 3 se mencionan a los anaquitas, emitas y los refaitas como representantes de estos linajes. Un ejemplo claro de estas razas fue Goliat, el gran gigante que venció el pequeño David y cuyo relato se encuentra en 1 Samuel 17. Goliat era un hombre de gran estatura, un gigante filisteo de Gad que se dice medía más de tres metros de altura pero que no tenía relación alguna con los nefilim.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies